Calidad de vida: respeto a la dignidad y autodeterminación de la Persona Mayor

Escrito por Esther Ricote Salguero, Terapeuta Ocupacional de Mayores Capacidades

Para conmemorar el Día Internacional de las Personas Mayores, reflexionamos sobre la calidad de vida, el respeto a la dignidad y a la autodeterminación de las Personas Mayores.

Calidad de vida: respeto a la dignidad y autodeterminación de la Persona Mayor

Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas Mayores, desde Mayores Capacidades queremos reflexionar sobre el respeto a la dignidad y a la autodeterminación de la Persona Mayor, elementos fundamentales de lo que denominamos “calidad de vida”.

Mayores Capacidades tiene como premisa fundamental para el desarrollo de su actividad respetar y salvaguardar la dignidad de la Persona Mayor. Esto incluye, como es evidente, el respeto de sus derechos, en especial el de participar en las decisiones que afectan a su vida, teniendo como objetivo garantizar y apoyar su bienestar personal.

Pero ¿qué significa ser sujeto de dignidad? ¿A qué llamamos autodeterminación? En este artículo te ofrecemos respuesta a estas dos grandes cuestiones.

Calidad de vida y autodeterminación

Debemos entender la autodeterminación de cualquier persona desde dos puntos de vista: como capacidad y como derecho. Con capacidad nos referimos al ejercicio directo de nuestras habilidades para tomar decisiones; con derecho, hablamos de reconocer y respetar que toda persona puede tomar sus propias decisiones mediante los apoyos adecuados, al margen de las capacidades.

Decisiones tan comunes como dónde vivir, cómo pasar el día, cómo participar en la comunidad o de qué ocio disfrutar son elecciones que expresan nuestras prioridades y nuestra individualidad.

Cada persona desarrolla a lo largo de la vida, desde la infancia hasta la vejez, preferencias, gustos, ilusiones y metas personales. En otras palabras: “su propia manera de vivir”, su proyecto de vida.

En este punto debemos hacer una mención especial en la etapa vital de la vejez. Debido al desarrollo de patologías que dificultan el ejercicio de su autodeterminación o bien debido a actitudes edadistas, muchas Personas Mayores ven mermados sus derechos a decidir por sí mismas. Por ello, es importante salvaguardar el ejercicio de su libertad y su bienestar personal, garantizando que puedan tomar sus propias decisiones contando, de ser necesario, con apoyo. 

En este sentido, dichos apoyos deben ser diseñados bajo el enfoque de la personalización, ya que cada persona es única y necesita un apoyo determinado. Por tanto, el mejor apoyo será el que elija la propia persona bajo sus capacidades, necesidades y su voluntad. Algunos ejemplos de un buen apoyo son: no elegir por la persona, apoyar sus decisiones, o bien realizar actividades con la persona, pero no por ella.

¿Qué significa ser sujeto de dignidad?

La dignidad es inseparable de la persona y cada persona es única e irrepetible. Esto quiere decir que tienen diferentes puntos de vista, diferentes experiencias vitales y diferentes idiosincrasias. 

En el siguiente cuadro, explicamos cómo entendemos desde Mayores Capacidades qué significa sujeto de dignidad.

Cuadro "Sujeto de dignidad"

En base a esto, en Mayores Capacidades tenemos como máxima escuchar a la Persona Mayor. Indagamos en la historia de su vida, sus experiencias y sus preferencias para entender qué es lo significativo para ella y lo que desea para su vida. Este proceso de apoyo e intervención sitúa a la persona y su calidad de vida como eje central de nuestra terapia.

De la mano de la capacidad de autodeterminación que toda persona tiene (al margen del nivel de apoyos que precise para su funcionamiento individual), desde Mayores Capacidades desarrollamos una planificación del servicio centrado en la persona, sus derechos y su capacidad de autodeterminación, respetando y apoyando las decisiones personales desde el respeto, la privacidad y confidencialidad en toda nuestra labor terapéutica.

Claves sobre terapias centradas en la persona

Es muy importante mencionar la relación que se establece entre las necesidades de apoyo y la capacidad para desarrollar una conducta autodeterminada. Cuanto mayores son las necesidades de apoyo, las oportunidades para decidir por sí mismos disminuyen significativamente. Esto afecta proporcionalmente la sensación de las Personas Mayores de sentirse dueños de su propia vida, es decir, el derecho a decidir y a gestionar su proyecto vital en la vejez.

Para evitar esta sensación de “mi vida sin mí”, debemos desarrollar buenos apoyos, tal y como comentábamos con anterioridad. Dar un buen apoyo supone mejorar la calidad de vida de la persona, teniendo en cuenta que esta calidad de  vida tiene como pilares fundamentales la voluntad y las decisiones de la persona.

Si tienes dudas sobre el tema que hemos tratado en este artículo, déjanos un mensaje en nuestra redes sociales. Estaremos encantadas de profundizar en el tema.

Por otra parte, si te gustaría que evaluásemos tu caso, escríbenos un correo electrónico o déjanos un mensaje de WhatsApp. En Mayores Capacidades la primera valoración es gratuita y sin compromiso.

¿Quieres leer más?

Navega

Inicio
Servicios
Conócenos
Blog
Contacto

Infórmate

Aviso legal
Protección de datos
Política de cookies

Copyright © 2020. Mayores Capacidades
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¡Hablemos!